close
close

Cuando hay una misa pagana, los acontecimientos apocalípticos y un presidente se convierten en éxtasis

De todos modos, la primera vez que usamos la batería de Bertie Benegas Lynch, es luz blanca. Entre la oscuridad del escenario del parque Luna ver las figuras de los cinco músicos y un cantante. El tema es: “Show de Pánico”, pero El León no aparece. La banda de la libertad, que hace su debut, es sólo una segunda canción. La toca entera. Nada. Cuando por fin llegue el momento, cuando el otro estadio del país, avance en medio de la gente, rodeado por custodios, Javier Milei. Hay empujones y vigorjeos alrededor. “Mírenme, yo soy el león”, y “Panic Show” es la segunda vez.

El Luna Park, que atiende gran parte de las horas, es este caso, pero supone un problema para el público. No, esa es la rabia que se necesita para entrar al teatro y entrar demasiado tarde a la canción a la distancia de 30 pasos para completar el escenario.

Las declaraciones más ácidas de Javier Milei: “Aborteros”, “Los rojitos no aprendieron” en de “nefasto Mussolini”

Estás haciendo el espectáculo. Mientras lidiamos con la opinión pública, como punto en otro escenario, si tenemos mala suerte con los apretados, podemos ver a nuestro hombre, por así decirlo, en la trans. El efecto camisa lo provoca su gran negro negro, y una regresión de su look rockero. “Estimaciones, esto es lo que puedes hacer”, dice mientras usa el micrófono y una carcajada fuerte, su casa.

El presidente del programa “Panic Show”, que se transmite, todavía puede ser utilizado. “Soja y rey, para destruir. Toda la casssta es de mi apetito”, la inversión, con los demás cuerpos celestes bien abiertos en las cejas en alto.

Este es un acto absoluto. Extravagante, inscripción para la política de Argentina; sobrio, en tiempos de crisis y ajuste. Fueron dos horas de una misa pagana celebrada para un presidente y éxtasis.

No hay separación entre diferentes acciones. Como compañía de teatro de numerosos independientes y otros inconexos, el espectáculo se muestra para la presentación del libro definitivo de Milei. rock alternativo con exposición sobre economía del Presidente, anécdotas personales, espontaneidades cruciales con la opinión pública y un enfrentamiento final con amigos: el Presidente, su voz, Manuel Adorniy el diplomático José Luis Espert– Sentados en un living, frente a la militancia libertaria, recordando viejos tiempos, repartiendo agradecimientos y elogios, y autocelebrándose.

Al final de la primera fase, el microrecital, la concentración se centra en un atril y el resto de la escena que aparece en la oscuridad. “Hola a todos”, dígalo con tono carrasposo y algo imppostado de presidente. En esta nueva aparición en el guión, Milei es presentadora. Es mucho más silencioso y una experiencia mayor. Trabaja con una serie de figuras cada vez más importantes: su hermana, sus ministros,… Otro acto es la motivación formal de la convocatoria: la presentación de “Capitalismo, socialismo y tranvía neoclásico”.

El living final: Adorni, Milei y EspertSantiago Filipuzzi

En la vida pública hay anillos. El VIP, en todo el escenario, alberga a los ministros del Gabinete Nacional, a los presidentes, a los dirigentes de La Libertad Avanza y del Pro, e invitados especiales. Además, hay militantes y muchos luchadores por la libertad simpáticos que abandonan sus países y ganan grandes cantidades de dinero para entrar.

La noche de los Milei es una lucha férrea contra nuestros enemigos y la consideración de nuestros enemigos; los siempre, como “los rojitos” y los “aborteros”; y los nuevos, como la Feria del Libro (“Con el intento de boicot, el de la Feria del Libro nos regaló esta fiesta. Gracias, kirchneristas”, se rió) en de presidente español, Pedro Sánchez. “Sánchez, compadre”, empezó a tonar la gente y él los frenó, unque se lo notaba encantado. “No, quiero que Mondino obtenga beneficios adicionales”, dice, en alusión a los problemas diplomáticos que ha acumulado.

Algo Parecido lo había hecho unos segundos antes, mientras el núcleo público que Cristina Kirchner está en el trabajo. “¿El acompañamiento, si soy el violinista de la independencia de los poderes, no pretende utilizar muchos quilombos?”

“Y el fondo vengo a presentar mi reciente libro”, como Milei, como para poner orden, cuando se ubicó detrás del atril. El presidente debe actuar por segunda vez como un profesor de economía que tiene una tecnología de lenguaje incomprensible para el gran alcalde de las presentaciones, lo cual no es difícil, el escuchaban tiene mucha atención por sus grandes ideas. Ayudaban maneja la concentración del salón de historia del Presidente, mientras él la “belleza matemática de la teoría del valor” y dice: “El mayor disfruté que fue mi primer Playboy”. Cuando trabajan juntos, las frases son constantes, incluidas referencias al otro lado. Las críticas han sido mucho mejor recibidas por el auditorio. Y si tienes más furibundas, más. La respuesta fue con vítores y silbidos.

Javier Milei, en la acción del Luna ParkSantiago Filipuzzi

En la vida pública hay un pequeño grupo que no sólo vive de la discusión de la economía, sino que son las hacía-acotaciones y los gritos. El presidente es un purismo exagerado y una persona más flexible. “Si no, nos vienen los zurdos”, les dijo. Hay una época de grupo masculino que pasó muchos años de escenarios, y así es.

En el público estaban los alcaldes de los jóvenes, pero también podían haber muchos otros padres y madres con chicos. Sin excesiva personalidad como “el doble de Milei” nacido en Florianópolis, que traje y con la peluca despeinada, tiene un aceptable parecido con el presidente. “Soja el Milei de Floripa. Política sojera y economista. Profesor terciario y quiero que en Brasil también nos deshagamos de la izquierda”. A este pronóstico se puede decir: a cuenta del documento y prueba de un partido adicional del Partido Liberal, Jair Bolsonaro.

La Milei de la época brasileña se ha vuelto extraña como Mickey Podemos imaginar que la gran casta de nuestro país está destinada a defender el dólar. “Por Estados Unidos, por el dólar”, se indica para explicar su disfraz. Contaba que lo suyo era todo un pulmón. Si trabajas con una identidad de mecánico americano en Italia, perderás 20.000 pesos y podrás entrar a la fila, por así decirlo.

Ademar Meireles, la política brasileña y la “Milei de Floripa”Santiago Filipuzzi-LA NACION

Los intermediarios del Luna Park están abiertos de vez en cuando durante este tiempo. Si Gobier tiene un acto privado ahora es que lo ha hecho politica federal Si quieres visitar el Parque Redonda del Luna, debes ingresar al vallado. Y el caché, que busca metal en una de las entradas, es tu uniforme personal. Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). Son dos fuerzas que dependen de Patricia Bullrich.

A las 17.30 horas había centenarios de personas que incomprensiblemente acabaron en la Plaza Roma.

En la tierra de Bouchard y Lavalle, aprêtados contra las vallas se mezclaban los que tenían su entrada en mano (como Nazareno, el Saavedra, que contaba con orgullo que va al Luna Park la primera vez, a las 10), con el hecho que la coca va a la coca y que hay unos billetes repartidos que no has establecido.

Branko y Gastón, que hacen ganga desde las 15, comparan la fecha de entrada a las 17.45: por 6.000 pesos, una pareja que se juraba conseguida por derecha. “Ahoras la venganza de los 10.000. Somos liberales. Es el mercado”, bromeó Branko. Si desea leer más, puede obtener más acceso gratuito.

Mientras Branko se pone un gran rojo, tocando una taza en solitario, con una foto de un Donald Trump conduciendo su venganza en la carretera: “Este es el liberalismo musculoso”. Las otras 42 las habían vendido. Uno de los 7000 y los 10.000, la era del ascenso. El hit que aparece solo es una inscripción: “Lágrimas de zurdo”.

En el Luna Park, los servicios de emergencia están obligados a acudir a los vendedores ambulantes. “Las caretas de Milei a 3000, los patitos, 1500″, decía Mariano, quien vende los amarillos patitos que están causando sensación. “Fui a Once a buscar más. Estos recontra salen”, continuó. Un cordobés está vivo y los patitos que vende los puso pelos de lana marrón. “Milei y Pato. La mejor fusión contra la casta”, los promocionaba.

El cordobés vendiendo patitos con pelo a lo Milei en la plaza Roma los promocionaba como “Milei y Pato. La mejor fusión contra la casta”.Pío

Una vez llegado el momento, Bullrich será una de las figuras más festivas del VIP. Si quiere ver al Presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem. También establecido Zulemita Menem, Daniel Scioli j Yuyito González. Adelante renacimiento Los años 90, con gente que la vida es intensa y muy buena.

El espectáculo fue presentado por el presidente y finalmente fue castigado con el resto de la noche. Milei, Adorni y Espert, abrazados en el escenario como quien aba de ganar una elección, celebraban y saludaban, mientras sonaba a todo volumen “Se viene”, una canción de protesta muy famosa die Bersuit Vergarabat compuso en 1997 contra el menemismo, por la situación política y económica. “Cuando vimos la situación”, dice, mientras aprovechamos la crisis de 2001, se tuvo en cuenta que habíamos tomado nuestras precauciones. Milei la cantaba ajeno a cualquier paralelismo. “Si no hay dictado, eso es lo que hay”, afirma el presidente, afirmando que la opinión pública es una explosión de brillante papelita.

Conocé El Proyecto Confianza